Cart

  • No products in the cart.

FAQ

¿Cómo realizo una compra?

En el apartado “condiciones de venta” encontrarás toda la información, si tienes una duda puedes consultarnos en: info@maripuritijeritas.com

 

¿Cómo sé cuál es mi talla?

En la sección “tallas y medidas” te aparecen todas las tallas.

Para braguitas, slips y boxers mídete la cintura y/o la cadera, o considera la talla que normalmente vistes.

Para las camisetas considera el contorno de pecho en mujer y hombre, y la altura y edad para niños, y si quieres el contorno de pecho.

Para las compresas y salva slips, en cada producto te aconsejo cuál es el uso más adecuado.

 

¿Cómo cuido mi ropa íntima mt?

La ropa íntima de algodón considera una temperatura máxima de lavado de 30/40º, no la cuelgues directamente al sol (dale la vuelta) y evita la secadora. Los tintes son de alta calidad pero al ser certificados GOTS siempre tienen cierto límite de lavado.

lavado-algodon

La ropa íntima de lana cuídala como cualquier otra prenda de lana: lavar a mano o en lavadora (programa suave) máximo 30 º, no la cuelgues directamente al sol, evita la secadora.

lavado lana

 

¿Cómo puedo estar informada de todas las novedades de MT?

En breve empezaremos nuestro servicio de “newsletter” y podrás apuntarte al listado para estar informada de todo. En Facebook también publicamos información de nuevas telas, nuevos productos, ferias…


¿Cómo cuido mis compresas y salva slips de tela?

La sangre es fácil de  limpiar: nada más cambiarte enjuágalas en agua fría (si se ha secado un poco déjalas en remojo un par de horas), luego las lavas a mano o en lavadora.

Evita suavizantes, lejía, perfumes. El sol es el mejor blanqueador. El agua oxigenada o el oxígeno activo también hacen su función.

No dejes que las compresas se rebosen, cámbiate a menudo, y cuídalas con cariño.

CLOTH NAPPIES

¿Porqué pañales lavables?

Te parecerá “antiguo”, engorroso, poco práctico, aburrido, pero es todo lo contrario, son prácticos, divertidos y a tu gusto, son buenos para el planeta, para la salud de tu bebé (evitas irritaciones) y para tu bolsillo (te ahorras prácticamente la mitad), son igual de absorbentes que los desechables, mantienen la piel de nuestro bebé “en seco” y le permiten respirar, todo ello lo consiguen con tejidos absorbentes y de calidad, mientras que los desechables lo hacen a base de productos químicos a veces muy tóxicos (algunos de naturaleza cancerígena y otros con efectos secundarios negativos –todavía no probados-), además estos productos son muy difíciles de destruir, y aumentan nuestros desechos cotidianos –no biodegradables-.

Apoyas la economía local y la producción de cercanía. 

Respetuosos con el medio ambiente: menos desechos (2-3 veces menos de desechos que con pañales desechables), menos sustancias nocivas, menos intermediarios y menor consumos de materias primas no renovables (madera, petróleo, agua, energía). Materiales renovables y biodegradables, control y seguimiento de la producción. Unos datos para que te lo pienses:

  • Un bebé en pañales desechables necesita 4,5 árboles y 25 kg de plástico -67 kg de petróleo-)
  • Los pañales desechables suponen 3,5 veces más de gasto energético, 2,3 veces más de agua, 8,3 veces más de materias primas no renovables, 90 veces más de materias renovables y generan 60 veces más de desechos sólidos.
  • 5000 pañales desechables (la media de pañales utilizados hasta los dos años) equivalen a una tonelada de desechos.
  • 5000 pañales desechables equivalen a 20/40 pañales lavables.
  • Los pañales desechables necesitan entre 200 y 400 años para descomponerse (contaminando suelos –metano y ácidos- y el aire –si es por incineración, dioxina-), los pañales lavables se descomponen en 6 meses y no contaminan los suelos, son biodegradables.

 

¿QUE PAÑAL ELIJO?

Los pañales lavables son una mezcla de capas absorbentes y capas impermeables-transpirables, la combinación de ellas y los diferentes modos de colocarlas nos dan varios sistemas de pañal.

1º. SISTEMA CLASICO: Pañal absorbente + cobertor impermeable

EL PAÑAL ABSORBENTE: dos tipos

  • Los anudados y las gasas. Se pliegan y se adaptan a la morfología del bebé. Adecuados para recién nacidos, pues abultan poco y se adaptan muy bien a su morfología sin producir marcas ni irritaciones (con los elásticos), se secan rápido.
  • El pañal ajustado “volantes”: los más seguros y prácticos. Se pueden usar entre 4-6 horas. El pañal es en su totalidad de materiales absorbentes (algodón, tencel), lleva elásticos y cierres. Un total por general de 6 capas de absorbente.

EL COBERTOR.

De poliéster con una capa de poliuretano transpirable con microporos. También los tienes en LANA, la piel respira más, pero requiere un “pelín” más de cuidados (hay que lanolizarlo cada cierto tiempo).

2º. SISTEMA “TODO EN UNO RELLENABLE”:

Capa impermeable + capa absorbente + insertables absorbentes –que se introduce en un bolsillo-. Son los más “sencillos” de usar, como los pañales desechables. Ideales para paseos, salidas, para uso en guarderías o con cuidadores. Aguantan menos tiempo que los pañales del sistema clásico.

VARIAS TALLAS O TALLA UNICA:

  • Talla única: el pañal se va adaptando al crecimiento y cambios de morfología del bebé por un sistema de corchetes o de velcro. El pañal sufre más, pero resulta más económico. No recomendable para recién nacidos pues abulta demasiado.
  • Varias tallas: dos tallas, cada talla cubre un período del crecimiento.

QUÉ MATERIALES:

  • Algodón ecológico (orgánico GOTS):Absorbente, envejece relativamente bien, secado lento. Posibilidad de colores, texturas… Necesita varios lavados antes de proporcionar la absorción 100%. Aguanta hasta 90˚ y puede meterse en la secadora.
  • Tencel: es un nuevo tejido confeccionado a partir de la fibra de eucalipto, una viscosa. Su fabricación se realiza en circuito cerrado, y sigue una producción muy controlada. Absorbente muy bueno, sólido, suave y de secado lento. No necesita ser lavado con anterioridad, eficaz desde el primer momento. Aguanta hasta 40/60˚ y puede meterse en secadora.
  • Micro-polar: es un tejido que mantiene el culito del bebé “seco”, absorbe los pipís rápidamente desplazándolos al interior del pañal, sin que tu bebé sienta la humedad. Se colocará en la capa interior en contacto con el bebé y en las absorbentes que coloques para aumentar la absorción.
  • Los tejidos impermeables-transpirables: son los tejidos de los cobertores y de los “rellenables”, los tienes de poliéster con una capa de poliuretano transpirable, muy prácticos y eficientes; o en lana virgen merina, que respira mejor y más natural, termorreguladora.

¿CUÁNTOS PAÑALES NECESITO?

Yo aconsejo NO empezar con muchos pañales, recuerda que los pañales no son un ARTICULO DE LUJO y que mi principal objetivo es que sean prácticos y que se amolden a vuestras necesidades.

Podéis empezar con un lote pequeño o comprar unos poquitos antes de “meteros” en un gasto importante, para estar tranquilos de la elección.

Valora: precios, gustos, dónde vives y dónde puedes tender la ropa, cuántas lavadoras haces a la semana, si tienes secadora, si prefieres tejidos bío, secado rápido, “de uso híper-sencillo”, o prefieres “seguridad”, si prefieres una sola talla (evolutiva) o varias (generalmente aconsejo dos y un plus si el bebé recién nacido es muy chico…); luego elige el pañal que mejor se adapta a tus necesidades, así ya puedes estar segur@ del pedido a realizar. No dudes en contactarme para que pueda asesorarte personalmente.

CÓMO SE USAN:

Sistema pañal absorbente + cobertor impermeable

  • Colocas el pañal a tu niñ@, (si vas a colocar una capa de papel protector, o una fina capa de polar -más suave y efecto culito seco-, o un “plus” de absorción, es el momento, lo colocas entre el culito del bebé y el pañal), lo abrochas, cuidando de colocarlo bien (mientras las piernitas van de un lado a otro, conozco la situación), sin presionarle los muslos ni la tripita, pero que cierre.
  • Colocas encima el cobertor, que cubra bien el pañal, sin que éste sobresalga, pero sin apretar demasiado al bebé, que se pueda mover.

Sistema “rellenable”

  • Primero introduces los insertables en el bolsillo del pañal, que queden bien extendidos.
  • Luego se lo colocas al niño cerrándolo con cuidado pero que le quede bien pegadito.

 

Consejos y cuidados

Los lavados previos: Recuerda que la mayoría de los pañales absorbentes e insertables, necesitan ser lavados varias veces (2 ó 3) antes de su utilización para una optimización de su absorción, y que hasta los 7 lavados no conseguirás el 100%.

Lavado:

  • si el pañal absorbente sólo está mojado, lo depositas en el cubo, si prefieres pasarlo por agua hazlo, y le colocas uno limpio. El cobertor no necesita ser lavado en todos los cambios, lo puedes enjuagar y colgar, así lo lavarías cada 3-4 usos.
  • si hay “cacas”: si has colocado papel protector sólo tienes que retirarlo y tirarlo a la basura (no al WC). Si no has colocado papel, retiras las cacas, si son sólidas directamente al WC, y si son líquidas, yo particularmente los meto bajo el chorro de la ducha con un cubo debajo y luego lo echo en el WC. Puedes retirar los restos con un cepillito fino. Luego enjuagas un poco el pañal y lo metes al cubo.

Los puedes lavar junto con otra ropa.

Qué jabón utilizar, temperatura…:

  • Puedes usar tu jabón habitual, pero reduce la dosis casi a una cuarta parte, evita los jabones que contengan glicerina, suavizante y grasas en su composición, si prefieres usar un jabón ecológico, buena elección pero no todos funcionan igual. Desaconsejados: jabón de Marsella convencional (el puro va bien, pues no le añaden glicerina), los dos en uno (jabón-suavizante), los tipo jabón lagarto (suelen estar hechos con sebo animal)…
  • No utilices lejía ni suavizante.
  • Las nueces de lavado “agrisarán” los pañales.
  • Un poco de vinagre blanco en el cajón del suavizante hace de anti-cal y da suavidad a los pañales. No abuses pues estropearás los elásticos.
  • Aconsejo lavar a 30-40˚ y un lavado corto, con un pre-lavado en frío y sin jabón. El centrifugado entre 700 y 800 revoluciones. Cada 2-3 meses hacer un lavado más consistente a 60˚, (o cuando el bebé está enfermo, o los pañales están especialmente sucios), añadiendo bicarbonato de sosa en el tambor y un poco de vinagre blanco (no abusar de estos productos, dañan el tejido).
  • El sol es el mejor blanqueador.
  • Si necesitas usar productos anti-cal úsalos.

Almacenamiento:

Yo aconsejo en seco, en un cubo cerrado con tapa, por los posibles olores, especialmente en verano, yo no los tapo, así se van aireando (aremojo el tejido se deteriora mucho y es un perfecto caldo de cultivo para las bacterias además de gasto de agua plus), si te molesta el olor puedes colocar un guante de tela impregnado con unas gotas de aceite de árbol de té, pero mejor no en contacto de los pañales.

Y realizar una lavadora cada 2-3 días, a gusto.

Secado:

Lo mejor es secarlos al aire libre, pero no siempre se puede.

Todos los pañales absorbentes (así como insertables) se pueden meter en la secadora, usa un programa suave, son tejidos naturales y pueden perder color, recuerda que la secadora consume mucha energía.

Los cobertores y los pañales “rellenables” es mejor no meterlos en la secadora.

Si se van quedando tiesos, puedes “masajearlos” de vez en cuando, frotando suavemente, recobrarán su suavidad. Otra idea es de vez en cuando utilizar la secadora de un@ amig@, familiar…

ASTUCIAS:

Fugas: Es una de las principales preocupaciones, pero tienen solución, veamos las posibles astucias:

  • Cambiar frecuentemente al bebé, no esperar a que los pañales rebosen.
  • Asegurarse de que el cobertor cubre perfectamente el pañal absorbente, este no debe salir por ninguna esquinita, por capilaridad la humedad pasaría a sus ropitas.
  • Tal vez necesitas un “plus” de absorbencia, pues tu bebé hace mucho pipí, o por las noches. Sólo tienes que añadir otra “compresa” o insertable.
  • Tal vez no se lo estás colocando bien, pídeme consejo.
  • Acumulación de jabón en los pañales absorbentes, o suavizante, o grasas (de cremas utilizadas en el culito del bebé, o de jabones grasos) que hacen que los tejidos pierdan absorbencia: realiza un lavado en profundidad, coloca un papel protector sobre el pañal cuando utilices aceites o cremas.
  • No apretar los pañales contra la ropita del bebé, sobre todos con los cobertores de lana, utilizados especialmente por las noches, te aconsejo vestir al bebé con un pijamita, y no ponerle body, o no cerrarlo (se suele cerrar cruzado).