Filosofía

prendas para ser vividas

Maripuri tijeritas es una pequeña marca de ropa íntima y alternativas a lo desechable con materiales sostenibles y naturales.

Proponemos ropa íntima cómoda, diferente y comprometida con el planeta

ROPA ÍNTIMA PARA SER VIVIDA:

Todos los días usamos ropa interior, sujetadores y braguitas están junto a tu piel todos los días, seguramente será lo más íntimo que llevas vestido. Tu decides cómo vestirlas, realmente en la intimidad, o tal vez prefieras mostrarla, insinuarla. Dime qué te pones y te diré cómo te sientes, qué piensas, cómo decides arrancar en ese día que empieza, tu escribes el relato de lo que será ese día y cómo te enfrentas a él, un día querrás ir cómoda, otro querrás comerte el mundo y tu ropa íntima jugará un papel importante.. tu decides cómo y en qué ocasiones vestir nuestras prendas íntimas.

Tu das personalidad a nuestras prendas, tu cuerpo, tu manera de vestirlas. Nuestras prendas existen sobre vuestros cuerpos, vuestra piel, hablan, creando un vínculo especial contigo, con tu cuerpo, sólo existen si son “vividas”. Tu creas la historia de esa prenda. 

Te queremos tal cual eres, con tu forma, tu estar, te queremos vestir tal cual eres, que te sientas cómoda, que te gustes, que nada te roce, moleste, que disfrutes de nuestras prendas como nosotras disfrutamos de crearlas.

NOS GUSTA LO QUE HACEMOS Y CÓMO LO HACEMOS.

Nos gusta lo que hacemos, nos damos el gusto de diseñar lo que nos apetece y mueve, de la forma que nos parece más coherente y eligiendo con quién queremos emprender el camino de cada colección.

Diseñamos y producimos ropa íntima que perdura, que genera el menor residuo posible y que en su producción tiene en cuenta al agricultor, al recolector, al tejedor, tintorero, la costurera, al planeta, y como no, a ti.

Queremos que nuestra manera de producir te haga repensar tu manera de consumir, qué analices lo que realmente necesitas, cómo y para qué.

Queremos vestir mujeres reales, diversas, hermosas, inmensas, mujeres que se sientan bien en su cuerpo, y que nuestras prendas les ayuden a definirse, a ser ellas mismas.

Ante todo queremos ser TRANSPARENTES, que sepas de nuestro hacer en todos los procesos, los materiales que usamos, quién está detrás de cada proceso, y qué tipo de consumo queremos impulsar.

Precios accesibles: Nos interesa que nuestras prendas puedan ser asequibles, aún sabiendo y siendo conscientes que producir de manera sostenible es costoso, intentamos reducir intermediarios, evitar embalajes superfluos para conseguir ofrecerte un precio asequible, sin por ello perder calidad y belleza. Entendemos el diseño sostenible no como un lujo sino como una opción de moda y consumo factible.

Nuestra forma de producir-colecciones: Sólo presentamos una colección anual, es nuestra manera de concebir la moda. Concentro mi creatividad y energía en una sola colección, diseñándola con cuidado, probando acabados, investigando materiales, viendo cómo os sienta y corrigiendo errores. No queremos generar “excesos de stock” que terminen en basureros, preferimos limitar nuestra producción para que todas nuestras prendas sean vestidas y usadas.

Una estricta selección de tejidos y materiales, de puntadas y acabados, de formas y diseños que eviten desperdicios en su producción, concibiendo patrones que se adapten a mujeres diferentes y a cada necesidad e intentando cubrir todo el margen de tallas que un sujetador debe cubrir. Evitando roces, marcas, costuras molestas, etiquetas rasposas, elásticos ásperos, y jugando con elasticidades que permitan al cuerpo moverse libremente. Todo ello requiere una dedicación apasionada y muchas horas de investigación y prueba.

Diseño: Partimos de la inspiración y adecuamos la creación a nuestras posibilidades, tanto de confección como de materiales, esto no es un límite sino un aliciente, es en ese límite donde crecemos y nos apasionamos, emocionamos y perduramos.

El diseño se realiza en el taller de Donostia: parto de una idea, un deseo de contar algo, generalmente personal, voy creando mi cuaderno de colección, lleno de imágenes en colash, garabateos, ilustraciones, letras, cosidos, manchas… que van dando forma a la colección, los colores a elegir, la línea, lo que la diferenciará. Cuando tengo la esencia voy dando forma a las prendas. Voy elaborando los primeros prototipos, eligiendo cuidadosamente los materiales, elásticos, elementos, puntadas, acabados para crear cada prenda final. El siguiente paso será el taller de confección.

Diseños cómodos, combinaciones sobrias pero divertidas y un acabado cuidado. Nos gusta vivir todos los procesos, por eso apostamos por un diseño propio, y el seguimiento de todos los procesos. Nos gustan los acabados cuidados, con esmero, haciendo de cada prenda una pieza “única”, costuras que no marquen, tacto suave, equilibrio de texturas y un diseño cómodo y actual, que respete las líneas naturales de cada mujer, sin apretar, oprimir, y que le permita estar, moverse, vivir.

 

Talleres-producción: Hemos decidido producir en proximidad, hemos elegido talleres de cercanía y con manos expertas en la confección de ropa íntima, podríamos ahorrar costes y mandar nuestra producción más lejos, en talleres más baratos, pero esta es nuestra apuesta, sí, encarece el producto pero es la clave para saber qué producimos y cómo,  para proponer otro modo de hacer, de producir. Son pequeños talleres donde se cuida con esmero el acabado, son talleres con los que hemos ido creando lazos de mutuo apoyo, basado en la confianza y en apostar por un buen producto, todas formamos parte de esa cadena que hace que cada prenda llegue a tus manos. Esta relación directa y de confianza nos ayuda a tener un conocimiento profundo de todos los procesos, y a cuidar los acabados, solucionar los problemas, buscar soluciones… Piensa que un sujetador es una prenda muy elaborada, requiere un cuidado diseño, muchas pruebas y errores, y cuidar cada detalle, cada material, cada puntada. Precisión, cuidado y cariño hacen que nuestros sujetadores sean cómodos y gustosos de llevar.

Parte de nuestra producción la realizamos en el pequeño taller de Donostia, algunas prendas están realizadas en un pequeño taller de Barcelona, con varias mujeres de gran profesión, y otras prendas, por la necesidad de utilizar otro tipo de acabados y maquinaria, están confeccionadas en un taller de ropa íntima portugués, con muchos años de experiencia y saber hacer. Visitamos varias veces al año los talleres y durante el proceso de producción de cada colección la relación es continua y directa, las decisiones las tomamos conjuntamente aportando y mejorando detalles y acabados. Las condiciones laborales en los dos talleres son justas y dignas, todas son mujeres con gran experiencia, se respetan los tiempos de descanso, buena calidad del puesto de trabajo y horarios justos y acordes con sus necesidades.

Pautas sostenibles en el día a día: En el taller la energía que consumimos se contrata con una cooperativa de energía más sostenible, Goiener. Cuidamos todos los procesos: embalajes (papel, cartón, eliminación de plásticos, cuerdas de algodón, eliminando lo superfluo), reciclado de sobras textiles (nada se tira, los restos textiles se llevan a Emmaus donde se reciclarán en fibra textil para la construcción)… La Banca con la que trabajamos es ética, y colabora con proyectos sostenibles.

Materiales: Elegimos con cuidado nuestros proveedores, conocemos la procedencia de las fibras y de los procesos seguidos hasta llegar a nuestras manos, huimos de los materiales sintéticos, y apostamos por los materiales naturales y sostenibles (algodón orgánico, lana merino, lino reciclado, modal…), materiales que tengan el menor impacto sobre nuestro planeta, apoyando una producción controlada y que cuide la biodiversidad, sustituyendo los fertilizantes y herbicidas sintéticos por métodos naturales. Para garantizar que estamos comprando algodón orgánico exigimos los certificados más estrictos a nuestros proveedores, Intentamos que todos tengan la certificación GOTS (algodón orgánico y lana merino), y si en algún caso no podemos conseguirlo (viscosa de modal), elegimos los proveedores que primen una producción europea y una transparencia en todos los procesos

Algodón orgánico: El algodón no solo es un material agradablemente suave y ligero, sino que también es particularmente robusto, muy resistente a las rasgaduras, resistente a la abrasión e insensible a los ácidos. Es permeable al aire, no tiene un efecto aislante y libera el exceso de calor hacia el exterior. El algodón es particularmente absorbente: la tela puede almacenar grandes cantidades de líquido sin sentirse mojado. Debido a su finura, el algodón es agradable de vestir junto a la piel.  Lo utilizamos en una proporción de 95% algodón-5% elastano para que las prendas sean más cómodas y tengan más movimiento.

Lana merino: la lana merino regula la temperatura corporal, tiene una excelente relación calor-peso, controla naturalmente el olor y se estira a medida que te mueves. Lo utilizamos en proporción del 100% lana merino en braguitas de mujer.

Cáñamo: El cáñamo es una fibra natural que se cultiva con bajo impacto en el medio ambiente. No requiere pesticidas, fertilizantes sintéticos ni semillas de OGM. El cultivo de cáñamo mejora la salud del suelo mediante la reposición de nutrientes vitales y la prevención de la erosión. Es una de las fibras naturales más duraderas del planeta y da como resultado una tela con un maravilloso drapeado similar al lino. Lo utilizamos en los refuerzos de las compresas para el ciclo de la mujer por su poder de retención.

Modal (lenzing modal): Es un tejido fresco y sedoso, tiene una caída hermosa, absorbe bien la humedad y es transpirable, por ello tiene una alta capacidad antibacteriana. No se arruga y tiene una alta durabilidad. Es una viscosa proveniente de celulosa de madera de bosques sostenibles europeos, el proceso de convertir la pulpa de la madera en fibras suaves y de alta calidad está controlado y es sostenible, es un proceso en bucle cerrado, por lo que los materiales utilizados no se vierten al agua y se recuperan. Lo utilizamos en algunas prendas de mujer, en camiseta y culotte por su caída y frescura.

Lino: un tejido fresco, muy resistente, absorbe muy bien la humedad, hipoalergénico y transpirable. Es una fibra muy sostenible, necesita muy poco agua y no necesita productos químicos. Se arruga fácilmente. Utilizamos lino reciclado en prendas de exterior.

 

Los tintes elegidos tienen la certificación GOTS en la mayoría de los casos o OEKO-TEX (son tintes no agresivos, y que eliminan metales pesados y blanqueadores a base de cloro). En el caso de las serigrafías, también elegimos tintas con certificación GOTS al agua, con una densidad muy suave que permite al tejido seguir siendo transpirable. En las pinturas que utilizamos en algunas prendas, también son al agua y certificadas, utilizamos una capa muy ligera para no perder la finura del tejido. Los tintes naturales-vegetales que utilizamos: utilizamos mordientes controlados, y las plantas utilizadas son recursos renovables: granada, índigo y ortiga, todas de origen vegetal y no animal. El proceso es realizado por Aitor Bastarrika un tintorero con gran experiencia en los tintes vegetales.  Los colores cambian y se desvanecen un poco con el tiempo, pero eso es parte de lo que hace que estos tintes sean únicos. Las cortezas de la granada producen un amarillo suave y precioso, la ortiga produce un verde-grisaceo. Nuestros tintes se producen a partir de subproductos de granada y ortiga, los azules a partir de índigo.

Los herrajes y elementos: las piezas metálicas son libres de níquel y de marcas nacionales con certificación Oeko-tex, los elásticos, tirantes y cierres también son de marcas nacionales y con certificación Oeko-tex. Exigimos la mayor calidad para asegurar perdurabilidad de la prenda, teniendo en cuenta que son prendas que se van a lavar muchas veces.

Etiquetas: las etiquetas textiles de las prendas son de algodón e impresas, tienen menos vida que las sintéticas pero no pican ni marcan, y son biodegradables. Las etiquetas de papel de la prenda están impresas en papel reciclado y evitamos todo los superfluo.

La creadora de maripuri tijeritas es Garbiñe Tolosa, tras una experiencia en diferentes oficios artísticos, en el año 2008 el textil pasó a formar parte de su vida, ahora bucea entre telas, diseños y agujas como pez en el agua.